sábado, 22 de noviembre de 2014

Solo


Buscando un película Gay me encuentro con está joyita. Dirigida por Marcelo Briem Stamm, es una cosota de película y te manda a la madre con toda la trama que maneja y la forma en que te hace analizar cada detalle, iniciada como un romance, una película de enamorados, teniendo tintes eróticos y con marcado drama en su trasfondo, ninguno de estos indicios da para el thriller que en realidad estamos viendo. Como espectadores nos traemos un rollo extraño con los protagonistas toda la película, pero al final terminamos dándonos cuenta de que nuestras sospechas son ciertas, aunque no hacia donde apuntábamos en primer lugar.

Los protagonistas simplemente impecables y con una capacidad actoral hermosa. Me engañaron ambos, no me dejaron apuntar hacia donde debía, me hicieron a un lado y me condujeron por donde quisieron.


Yo presentí que algo iba mal, pero no pude dar con el qué.