sábado, 22 de noviembre de 2014

Solo


Buscando un película Gay me encuentro con está joyita. Dirigida por Marcelo Briem Stamm, es una cosota de película y te manda a la madre con toda la trama que maneja y la forma en que te hace analizar cada detalle, iniciada como un romance, una película de enamorados, teniendo tintes eróticos y con marcado drama en su trasfondo, ninguno de estos indicios da para el thriller que en realidad estamos viendo. Como espectadores nos traemos un rollo extraño con los protagonistas toda la película, pero al final terminamos dándonos cuenta de que nuestras sospechas son ciertas, aunque no hacia donde apuntábamos en primer lugar.

Los protagonistas simplemente impecables y con una capacidad actoral hermosa. Me engañaron ambos, no me dejaron apuntar hacia donde debía, me hicieron a un lado y me condujeron por donde quisieron.


Yo presentí que algo iba mal, pero no pude dar con el qué.  

lunes, 20 de octubre de 2014

Y tú mamá también

La vida es como la espuma, por eso hay que darse como el mar.
A veces me pueden romper el corazón, romperlo de muchas formas y hacer que me sienta una mierda. Otras veces, por el contrario, las personas pueden contarme una buena historia y desencadenar una serie de pensamientos que luego me hagan brotar mi vena filosófica.

Yo me decidí a hacer una buena entrada para este blog al menos una vez al mes.
(Que no se note lo mucho que me cuesta encontrar el tiempo necesario para estas cosas).

Y, hablando de encontrar cosas, creo que eso va perfecto con la película que vengo a recomendar hoy.


Para quien no conozca este título: Por favor no se sienta mal. Los que sí lo hagan: aplaudanse, por favor. Porque es una joya. 

Quisiera aclarar que soy un ardua fan de las películas de culto y que incluso mi película favorita (Before Sunrise, 1995) no solo pertenece a este tópico del cine, sino que además es independiente, por lo que en ese sentido tiendo más a fijarme en la manera de contar historias que en la gran cantidad de efectos que estas puedan contener. 
Teniendo eso en cuenta, creo que puedo proceder a contar mi radiografía de este film. 

Es una película de esas que hacemos los Latinoamericanos, que para bien o mal, jamás se detiene a reparar en la clase de público que estará viendo, sino que retrata la vida cruda y sin censura, pero sin olvidarnos de poetizar incluso lo más doloroso. 
Tenoch y Julio son dos buenos amigos (a pesar de la diferencia entre clases sociales) que hacen lo usual de dos chicos de 18 años: tienen un par de novias, salen a fiestas con regularidad, se drogan y tienen su propia hermandad, llamada los Charolastas, junto a sus amigos Saba y Daniel. Cuando sus novias se van a Europa de vacaciones ellos se quedan en casa, Mexico, y se dedican a lo de siempre para después asistir a una boda familiar donde conocerán a Luisa Cortés, una española, y el verdadero trama va a hacer su aparición.

Destacaría de la película el buen uso de las escenas sexuales, todas relatadas de verdad, sin los exagerados gestos y fantasiosos escenarios de otras peliculas, tampoco es muy exigente, así que se presenta como se presentan estos encuentros en la vida real: con sus ires y venires.  

El viaje en auto en busca "Boca del Cielo", playa que en un principio será solo una invención de los dos chicos para que ella se acerque, propiciará un verdadero caldo de cultivo para las hormonas que pondrá a prueba la amistad de los dos chicos y les hará redefinir quienes son. De igual manera nos regalaran buenas dosis de humor y conversaciones entre filosóficas y de confesión que promulgaran ese tinte amargo que va creciendo conforme pasan los minutos. 

La voz en off, que antes de hacer presencia silencia todo lo demás, muestra un crítica abierta a la vez que relata los pormenores de la vida de diferentes personajes y el futuro que les aguarda a cada uno. Media además con los hermosos planos que nos da el director y el uso de la luz natural que proyecta un ambiente mucho más cercano al espectador y procura verse más al estilo documental (dándole más veracidad a la crítica construida) sin caer en la repetición constante. Puesto que la historia se desarrolla a mitad de un cambio político mexicano, nos ayuda a entender de la misma manera que sucede y comprender la actitud a veces despreocupada y sarcástica que tienen los dos protagonistas de su entorno cercano.

Lo mejor: Spoiler  Lograr que la escena del beso entre Tenoch y Julio no se saliera de contexto... un director con menos talento o con solo una desviación, hubiese podido echar a la basura un buen film solo por enfocar mal esta escena. Y estando como está, casi al final de la película, desenfocaría toda la trama. 
También resaltaría la buena ubicación de los actores y el escenario par hacer uso de la luz natural y los paisajes. 

Lo peor: Spoiler  Aquí ya viene siendo más de cuestión personal. Creo que me sentí mal porque ellos no lograron subsanar la amistad y terminaron por no volverse a ver. 

Aún así le doy 5/5 estrellas. 

lunes, 15 de septiembre de 2014

Una historia de la lectura

Hermoso título ¿no? Pues Alberto Manguel nos deleita con algo acogedor y familiar, la historia de todos los que estamos aquí y allá en la pantalla, los de ahora y los de antes, los que vendrán después: Los lectores.
Sí, este es el libro de todos nosotros.

Lo mejor de él es que  puedes sentirte a gusto, a pesar de la extensión. Es un tratado grandioso, un compendio inigualable de esa otra parte que compone el mundo de la literatura, el hermoso oficio de ser lector y de sentirse orgulloso de eso.

Manguel te habla de él, de su niñez y sus viajes continuos gracias al trabajo de su padre, de los incontables libros que tuvo en sus manos y de las obras universales con las que todos, alguna vez en la vida, hemos llegado a toparnos o, al menos, oído hablar de ellas. Y es que narra con esa fascinación culposa que solo puede venir de un lector, de uno entusiasta, de quien conoce el poder de una página escrita y la influencia que tiene en quien la recita. Como lo dice bien en su primer capitulo, La última página:


"El miedo de la gente a lo que un lector pueda hacer entre las páginas de un libro es semejante al temor eterno que tienen los hombres a lo que puedan hacer las mujeres en los lugares secretos de su cuerpo, a lo que las brujas o alquimistas puedan hacer en la oscuridad, detrás de puertas cerradas con llave."

Y nada más hay que ver su valor, contraponiéndose a la frase popular de "un libro no se juzga por su portada", observando las hermosas caratulas que se le han otorgado a través de diferentes editoriales, dándole un amplio y acogedor mensaje al futuro lector: No estás solo.



No solo te engancha por el tema, es también la forma en que esa misma literatura que admira Manguel se ve reflejada en su estilo de narración. Es una prosa muy delicada, con párrafos largos que nunca quieres que se acaben y con una documentación histórica fascinante, minando el terreno con un enriquecimiento cultural enorme. Pues, no solo se nos dará el placer de saber como fue la lectura de un libro en los 6000 años de historia desde la invención de la escritura, sino que además nos hablará del libro y de como evolucionó, de como una pequeña necesidad de contar cosas nos llevó hasta poderosísimo arte de la palabra que tiene la cualidad de hacer inmortal a quien la escribe y un necio sabio a quien la lee.
Portada de la editorial Norma

Y, para ser sinceros, las ilustraciones que acompañan todos los capítulos son sencillamente encantadoras. Cada dibujo, páginas de libro y pintura que se recoge en este libro no es más que una fracción representativa de la misma literatura a través del tiempo, como bien se ve en el inicio del primer capitulo; solo tenemos ente nosotros una pagina con nueve representantes de la comunidad internacional de lectores y, al pasar las siguientes páginas iremos viéndolos a todos, desde un joven Aristóteles leyendo un manuscrito hasta un pequeño niño pintado por Hans Toma leyendo en un claro a mitad del bosque, "dueño absoluto del tiempo y del espacio".

creo ciegamente que ahí viene llegando lo que es bueno, lo que sin lugar a dudas hará que te enamores. Toda esa prosa semi-diaria, peripecias personales enroladas con puntos y comas en la historia universal, contada magistralmente por un verdadero lector, va a ir siempre entrelazada con citas textuales de libros hermosos. Desde mitología hasta la ciencia, todas las áreas vienen cubiertas por estos pequeños trozos de sabiduría humana que él recopila e interna en su narración como si no hubiese una diferencia entre autores y todos, todos los libros del mundo, fuesen el mismo libro.

Debo decir que hasta el momento, y bajo la conjetura de la emoción desbordante, lo mejor que nos ofrece Manguel es la referencia bibliográfica tan especifica y los buenos títulos y autores que nos va recomendando, de forma sutil, a través de toda la lectura.

Es, sin duda alguna, un libro hermoso con una calidad impresionante.

"Pero, ¿quién será el amo? ¿El escritor o el lector?"
Denis Diderot

sábado, 2 de noviembre de 2013

Escribir, Escribir... ¿Escribir?

A veces pasa, tienes ideas, muchas ideas poblando tu mente y queriendo salir. Todas suenan bien, todas son estupendas, cada una es una alegoría perfecta del sentimiento que quieres transmitir ¿Pero cómo lo escribes?

Es siempre un reto encajar palabras, que suenen tan bien como se ven. Silaba tras silaba hay que corroborarlo todo, hay que dejarse engañar en las sutilezas del lenguaje oral para transmitirlo al escrito como se ha concebido, pero siempre queda mal, muy mal.  Nunca las cosas quedan como las piensas, suenan raras y desprolijas al escribirlas, aun si las lees en voz alta algo va mal, no encaja, es algo parecido a tu idea, pero no es tu idea. Revisas, cuadras, cambias palabras, pero todo sigue igual.

Es ahí cuando te preguntas por qué la vida es injusta, tienes otra idea, cambias el contexto, arreglas desperfectos y te sientas a leer. Tu obra no es lo que querías, pero es perfecta, es la idea vuelta palabra y rearmada de forma criptográfica, nadie más que tu conocerá el verdadero significado de aquellas palabras. Ahora solo hay que publicarlo, hay que justificarlo.

sábado, 28 de septiembre de 2013

Erly Misaki

Esta más Loca que una cabra,
Realmente no sabe un ni donde esta parada,
Lo peor es que es ella quien escribe
Y dudo mucho de que tenga algo que decirte.



Este blog es una idea de mis locas suposiciones nocturnas. Sí, cuando me acuesto a  dormir y me da insomnio pienso mucho y luego, luego vengo a dejar constancia de las resoluciones que tomo.

Se supone que esto lo llenaré de todas las babosadas que se me ocurran, desde el por qué Jaime Lannister es tan irresistible, hasta llegar a la conclusión de cómo mierda es que Dios existe y yo no lo veo (O.o). Todo eso y mucho más estará plagando mi nuevo espacio virtual, dedicado al más fino arte, la escritura, que es el motor de mi vida y la razón por la cual aún soy cuerda a pesar de ser loca por el mismo motivo ¿Entendieron?

Tendremos poesías y música, películas, personajes y libros. Me arriesgare a hacer reseñas de todo lo que encuentre, hasta de la lata de sardinas en la nevera. Podrán tener algún adelanto de mis fics o, en exclusiva, alguno de los cuentos originales que de vez en cuando escribo para mi pequeño hermano y mis primitas. Aprovecho para dedicarles todo lo que haga, porque gracias a sus continuas alabanzas a los relatos que invento para ustedes en las noches, tratando de asombrarlos y asustarlos, mi anhelo de ser una escritora, al menos de historias para niños y jóvenes, ha ido creciendo y se convirtió de a poco en una pasión.

No sé cada cuanto estaré publicando, ni si tendré un orden de temas o algo así, pero prepárense, aquí nada es lo que parece. Lo que es no existe y si no es, no puede ser verdad.